Octubre: mes de la precarización laboral en los museos

Octubre: mes de la precarización laboral en los museos

Buenos Aires, 3 de octubre de 2016

¿Qué tienen en común el “Día Internacional de las Personas de Edad” establecido por la ONU y “La Noche de los Museos” que se desarrolla anualmente en la ciudad de Buenos Aires? Tienen en común que durante esos días del mes de octubre trabajarán en conexión voluntarios (provistos por las fundaciones) y trabajadores precarizados por el Estado empleador.

¿Quién es quién en esta red? Por un lado el Estado participará activamente de estas iniciativas por medio de la Dirección Nacional de Museos que depende del Ministerio de Cultura de la Nación, y por el otro está la Fundación Navarro Viola, entre otras fundaciones, alentada por la propia Dirección Nacional de Museos.

En un instante, la red se transforma en círculo.

 

El voluntariado y la precarización laboral

A principios de 2016, el Estado nacional despidió a miles de empleados, entre ellos trabajadores de museos nacionales. La administración macrista se esforzó en comunicar que no se había despedido trabajadores, argumentando que simplemente no renovó ciertos contratos que finalizaban el 31 de diciembre de 2015.

Es cierto: el gobierno encabezado por Mauricio Macri se aprovechó de una situación laboral fomentada durante los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández. El gobierno kirchnerista, como patronal estatal, contrató de manera directa trabajadores bajo modalidades precarizadoras. ¿Quiénes eran y son los trabajadores estatales precarizados por el patrón-Estado? Los trabajadores monotributistas “autónomos” y los “de planta transitoria”. Los trabajadores monotributistas son contratados por el Estado bajo la figura contractual de “locación de servicio” de duración limitada (generalmente anual): formalmente no es una “relación de dependencia”, pero concretamente sí lo es. En efecto, los monotributistas renuevan una y otra vez sus contratos, generándose en los hechos una relación de dependencia donde el patrón-Estado es -lisa y llanamente- un negreador, pues no se hace cargo de los aportes previsionales y de todas las obligaciones patronales que todo empleador con los papeles en regla debería cumplir. Los otros trabajadores directamente contratados por la patronal estatal nacional son de “planta transitoria”. Se trata de trabajadores asalariados, pero sin estabilidad laboral: todos los años deben renovar sus contratos. Así, los despedidos (“desafectados” o “desvinculados” cuyos contratos “no fueron renovados”, de acuerdo al eufemístico lenguaje del gobierno de Cambiemos) trabajaban con contratos de locación de obra/servicio o con cargos de planta transitoria, muchos desde hacía varios años y sin un reconocimiento formal a su formación, a su experiencia y a su labor.

El Estado nacional administrado por el macrismo mantiene estas irregulares modalidades de contratación directa, donde los referidos trabajadores precarizados realizan tareas permanentes con las mismas obligaciones (y a veces aún más, justamente porque el patrón-Estado se aprovecha de la inexistencia de derechos laborales en términos legales) de los asalariados que están “en blanco” pero sin los beneficios y derechos de éstos.

Así, las nuevas autoridades que administran el Estado se valen de herramientas contractuales a todas luces irregulares que vulneran garantías de la Constitución Nacional que tanto dicen defender, desoyendo el dictado del artículo 14 bis que protege la estabilidad del empleado público, por ejemplo.

En este contexto de precarización, desde hace muchos años el patrón-Estado alienta y promueve el voluntariado en general y en los museos en particular. El voluntariado promovido por distintas fundaciones opera no sólo con el visto bueno sino con la decidida acción del Estado. Una de estas acciones donde el voluntariado (amparado en la Fundación) y el trabajo precarizado (contratado por el Estado nacional) actúan en conjunto se llama “CreandoRED”. La iniciativa “CreandoRED” nació en 2015, pero este año es fomentada con fuerza desde el Estado. En efecto, si el año pasado el programa “CreandoRED” se implementó en algunos museos nacionales, este año la Dirección Nacional de Museos de la Secretaría de Patrimonio Cultural del Ministerio de Cultura de la Nación la motoriza como política de Estado en el marco del “Plan de Fortalecimiento de Museos” que busca “concretar nuevas formas de acceso y participación”: durante el mes de octubre el Estado y la Fundación Navarro Viola dejarán que “mayores en acción” guíen visitas en museos nacionales. En estas “acciones”, el voluntario opera en conexión con el trabajador del área de educación del museo, trabajador que… ¡está precarizado!

En el actual contexto de desocupación, deterioro del salario real, y de mantenimiento y aún profundización de las condiciones que facilitan la contratación precaria de trabajadores, desde ATACA caracterizamos que el voluntariado es funcional al deterioro del nivel de vida de los trabajadores.

Los trabajadores debemos estar atentos para desnaturalizar y no aceptar que el voluntariado se haga norma. Porque de ese modo se esconde una relación laboral precaria con una peligrosa imagen de la “Voluntad”. Pero eso no es todo porque nuestra caracterización del voluntariado como núcleo de precarización laboral pretende alertar sobre otra posibilidad: la sustitución de trabajo asalariado por trabajo voluntario.

Por todo esto, para las fundaciones y el Estado, octubre será el mes en que los museos se convertirán en “espacios de participación activa” gracias a la acción del voluntariado; pero para ATACA octubre es el mes de la precarización laboral, donde voluntarios y trabajadores precarizados de los museos constituyen eslabones de una misma maciza cadena de sobreexplotación laboral.

Por lo dicho, concluimos que en octubre el Capital y su Estado celebran el mes de la precarización laboral.

Para profundizar en la problemática del voluntariado en conexión con la precarización laboral, invitamos a leer el exhaustivo informe que elaboramos recientemente: https://laculturanoseachica.wordpress.com/2016/09/23/voluntariado-la-pata-solidaria-de-la-precarizacion-laboral/

ATACA – Asamblea de Trabajadores Autoconvocados de Cultura de la Argentina

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s